Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

El primer Plan Nacional de Patrimonio Industrial se aprobó en el año 2001, con la intención de impulsar la conservación y gestión de los elementos industriales. Tiene en cuenta, los bienes muebles e inmuebles, la geografía y su historia.

En el año 2011 todavía faltaba un inventario final y un catálogo para su protección y conservación. Muchos de los elementos todavía no han sido declarados Bienes de Interés Cultural, además existe una diversidad de legislación al respecto en cada una de las Comunidades Autónomas.

Se tiene una idea de ver el Patrimonio Industrial como bienes que son viejos, degradados y bastante feos y de lo que se trata es de aumentar la sensibilidad de la población en general sobre el Patrimonio Industrial.

El Plan Nacional de Patrimonio Industrial establece dos puntos temáticos importantes a estudiar:

El patrimonio industrial que incluye la minería, las actividades extractivas, la extracción y distribución del agua, la energía, el transporte y las comunicaciones.

Los conjuntos y los elementos arquitectónicos vinculados al patrimonio industrial como por ejemplo almacenes, chimeneas industriales, colonias industriales y las viviendas obreras y de sus familias.

Urge la protección y conservación de un patrimonio industrial que actualmente presenta un importante desgaste y deterioro y que sufre de una presión urbanística y de la especulación sobre los terrenos donde se instala el Patrimonio Industrial.