Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

El suelo urbano adquiere un precio en relación con múltiples circunstancias que lo convierte en un factor importante en base a los usos sociales.

El precio del suelo y la planificación pública determinan la función que se puede desarrollar en un terreno.

La función urbana es la actividad y especialización económica que desarrolla una ciudad de forma global, nacional o regional.

Desde el nacimiento de una ciudad ha tenido determinadas funciones, muchas se han mantenido a lo largo del tiempo otras han desaparecido dependiendo de las necesidades y necesidades del transporte.

La hiperespecialización en ciertos sectores productivos implica que determinadas funciones destaquen en una ciudad. Por ejemplo en Bilbao la industria pesada está muy especializada mientras que la industria textil estaba muy desarrollada en Barcelona.

Se asociaba una ciudad a un función especializada de la industria.

La ciudad no se solo autoabastece de bienes, además los importa y exporta y supone un aumento de las relaciones con el entorno más cercano.  Las relaciones pueden realizarse de forma terrestre, con autopistas, ferrocarril, aeropuertos.

La función urbana  y su ubicación no es fruto de la casualidad, depende de una serie de factores.

Un paisaje residencial puede presentar una morfología muy similar en ciudades muy distantes, sin que se puedan establecer grandes diferencias en una determinada localización suburbana.

Por ejemplo, la función comercial de grandes multinacionales que ocupan locales comerciales de las grandes ciudades que originan un paisaje homogéneo e impide la variedad estética, ya que las fachadas y los escaparates de las tiendas son todos iguales.